viernes, 22 de marzo de 2013

Simulacro de inundación en Pamplona


Estudiantes del colegio Provincial, la Salle y Gabriela Mistral participaron en el simulacro de inundación programado por los organismos de socorro.
Transeúntes y habitantes de los alrededores de la plazuela Almeyda, en Pamplona, no entendían por qué una máquina de Bomberos de un momento a otro encendió las sirenas y estudiantes eran conducidos por personal de la defensa civil.
En medio de la confusión muchos curiosos salieron corriendo hasta las rejas contiguas al río Pamplonita, donde estaban dos personas tendidas en el piso y a quienes se les prestaban los primeros auxilios. 
En pocos minutos la situación estuvo controlada y quienes observaban las maniobras, entendieron que se trataba de un simulacro sobre un posible desbordamiento del río Pamplonita y que no era para generar pánico colectivo.
El ejercicio buscó fortalecer las medidas preventivas para la temporada de Semana Santa y evitar el miedo que se generó entre la comunidad pamplonesa hace dos años cuando se desbordó el río en medio de una procesión.
Es por ello que los miembros de la oficina de Gestión del Riesgo y los organismos de socorro, Policía y Ejército, diseñaron este procedimiento para que los estudiantes se conviertan en multiplicadores de lo que se debe hacer en caso de eventualidades como esta.
Alberto Albarracín, coordinador del simulacro, explicó que los niños fueron invitados a participar en una procesión y no sabían lo que iba a ocurrir. “Se sorprendieron cuando escucharon las alertas generadas por las sirenas y se decía que el río se había salido del cauce. Al principio, los niños corrieron de un lado a otro, tratando de no ser alcanzados por la supuesta inundación”.
Albarracín señaló que todo se hizo para medir la capacidad de repuesta de los organismos de socorro. Además, para estar preparados en caso que se presente un emergencia en esta temporada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada